Cómo tener éxito en el Noviazgo?

172 Visitas

El noviazgo es un éxito si el matrimonio que le sigue es un éxito.

Si el matrimonio es un fracaso, demuestra que el noviazgo ha sido un fracaso. Pues la razón de ser del noviazgo es el matrimonio. Nadie se hace novio para que el noviazgo dure diez años.
Porque el noviazgo es un estado de transición, no es definitivo.
El noviazgo no es solo para pasarlo bien, el noviazgo es para preparar un matrimonio feliz.Y desde luego afirmo que lo que está en crisis, no es el matrimonio, sino el noviazgo. Cuando ves esas parejas de novios que llevan su noviazgo con tanta ligereza y poca responsabilidad, comprendes que necesariamente tienen que fracasar después en el matrimonio.

Podemos considerar que el éxito en el noviazgo está en una elección acertada, en un verdadero conocimiento mutuo, y en un amor auténtico entre los dos.

Lo primero, una elección acertada.

Si te equivocas al elegir, es muy fácil que tu matrimonio sea un fracaso. Por eso la elección es muy importante, porque después hay que aceptar a la persona con todo sus defectos: el intentar cambiarla en su modo de ser es causa de muchos conflictos.

Hoy es muy difícil acertar en esto. Porque vivimos en unos tiempos de supervaloración de lo sexual. Vivimos obsesionados por lo sexual. Y lo sexual NO es lo primero en el matrimonio. Lo sexual tiene importancia. Pero creerse que el matrimonio es sólo para la vida sexual, es una equivocación. Porque el matrimonio no es sólo eso. Pero como hoy vivimos rodeados de sexo por todas partes, de ahí la dificultad. Lo que se valora, lo que se exhibe, lo que se propagandea es el sexo.

Para buscar novi@ es lógico que el hombre busque una mujer que le guste y la mujer tambien un hombre que le guste. Algún atractivo físico tiene que tener. Pero no te enamores del cuerpo, que es pasajero. Es una equivocación que los ojos del solter@ que busca novi@, sean exclusivamente sexuales: el día que se case, se va a llevar una desilusión. Porque va a echar de menos en su novi@, montones de cosas que con los ojos de solter@ no calibró. Porque de solter@, sólo se fijaba en lo sexual.

Hombres:
Por lo tanto, digo: hombre, búscate una novia que te guste; pero enamórate más del alma que del cuerpo. Enamórate de sus virtudes más que de su cuerpo o de su cara bonita. Porque el cuerpo se estropea y la cara se arruga.

Pero las virtudes no envejecen nunca. El alma no envejece. El alma siempre es joven. Cuando tú te enamoras de una chica no sólo porque es bonita, sino sobre todo, si tú te enamoras de ella por unas virtudes que sustenten ese atractivo, entonces yo te garantizo un matrimonio feliz.

Porque si tú amas a esa mujer por sus virtudes, por los valores de su espíritu y su modo de ser, cada vez la amarás más. Con el tiempo cada vez serán más felices, porque las virtudes no cansan, sino que fortalecen el amor. Pero si sólo la amabas porque te despertaba el apetito sexual, después te vas a encontrar vacío, porque eso no te llenará.

Mujeres: Y lo mismo digo a las chicas.
Si te casas, que sea con un hombre. ¡Con un hombre! No con un nene que es una damisela. Preocupado por su carita y su pelito. El hombre que presume de guapo es insoportable. Leí en un gran pedagogo, Fritz Lange: «Nunca un hombre grande ha presumido de guapo». Un hombre no tiene la culpa si ha nacido guapo. Pero presumir de guapo no es varonil.

Virtudes de hombre. Eso es lo que te gustará, y es lo que sustentará tu matrimonio. Un hombre que sea para ti un apoyo, un amparo. Un hombre de carácter, un hombre honrado, noble, educado, caballero, amable, servicial, trabajador, fiel, un hombre valiente, un hombre de constancia, de voluntad, responsable.

En Conclusión, Para el éxito en el noviazgo es también fundamental un verdadero y mutuo conocimiento. Hay que conocerse. Y muchos novios no se conocen. Porque lo único que hacen es mirarse a los ojos y decirse cosas bonitas. ¡Pero no se conocen! Porque no hablan de los temas fundamentales. Y llegan al matrimonio y no se han conocido. No digo que en el noviazgo, alguna vez que otra, no se digan alguna cosa bonita. Pero que no sea el noviazgo un disco rayado: te quiero, te quiero, te quiero… El noviazgo no es para estar repitiendo siempre el verbo amar. No es eso. Que alguna vez lo digáis, bien está. Pero hay que hablar de otros temas. Porque hay que conocerse. El carácter, el modo de ser, las ideas, las reacciones, la educación, etc. Para ir construyendo un matrimonio con base de honestidad y llegar ala
felicidad.

Comentarios

About The Author

Articulos relacionados

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com