Amor y dedicación

Un joven se dedico a sembrar unas semillas de arboles, cuidadosamente aquel joven coloco a una distancia moderada cada semilla. Mientras las pequeñas plantas crecían aquel joven iba todas las mañanas a regarlas con agua y a limpiar el espacio de la siembra.

En aquel lugar no había arboles y mientras estos crecían nadie se detenía a mirarlos. Mas sin embargo, aquel joven seguía día tras día su labor con amor y dedicación, sin esperar merito publico por esto.

Pero un gran día estas pequeñas semillas habían crecido tanto que era imposible pasar por aquel camino sin notar su presencia. La madre del joven asombrada por la grandeza de los arboles de su hijo le dijo:

“Hijo tienes unas manos bendita todo lo que siembras crece y da fruto en abundancia para todos.”

Así como este joven, nosotros debemos sembrar semillas, ya sea con nuestros estudios en la universidad, en nuestros trabajo, iglesia, grupo o comunidad. Semillas que sembremos y las mantengamos regándolas con Amor y Dedicación. Aunque las personas no se percaten de esto, porque no buscamos meritos públicos sino mas bien que estos crezcan y den frutos para todos en abundancia.

Sea cual sea tus sueños, tus deseos, tu propósito o meta, hazlo con Amor y dedicación procurando que estas semillas al crecer den frutos abundantes y buenos en favor de toda la sociedad. Sea cual sea tu carrera, tu visión de futuro, procura cada día limpiar alrededor de este y de ti mismo todos los obstáculos y malezas que puedan pasmar el crecimiento constante de tus arboles.

Encárgate de sembrar semillas buenas, mantente vigilante día y noche, entrégales tu Amor y tu Dedicación que Dios se encargara de podar la tierra, hacer caer la lluvia y permitir que el sol salga cada día. Para hacer crecer la siembra y convertir tus sueños en realidad.

Por: Isaac Grullon
Valora La Vida

Comentarios

About The Author

Articulos relacionados

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com