Voluntario es  la persona que por decisión propia dedica parte de su tiempo ala acción humanitaria, solidaria y altruista a favor de los demás. Para ser voluntario es preciso tener motivos  y razones que nos animen a trabajar desinteresadamente a favor de los demás, motivos que pueden ser generados por valores ideológicos o sentido de solidaridad. Servir de voluntario  en alguna institución, grupo o comunidad genera mucho mas que el hecho de un simple servicio.

La ayuda desinteresada se convierte no solo en experiencia, sino también en beneficio tanto psicológico, emocional y espiritual.

Cuando una persona actúa como voluntario sus angustias, depresión, frustraciones, ansiedades y emociones negativas desaparecen y pierden su intensidad ya que la ayuda voluntaria crea confianza en si mismo, valorarse uno mismo, sentirse importante ayudando a aquellos que en verdad necesitan y como dice el viejo dicho; es mejor dar que recibir.

Voluntario es una acción concreta que se sustenta y simboliza en una actitud de búsqueda de justicia social, coherencia y solidaridad hacia los más débiles.

Esto lo podemos confirmar en el evangelio, en la enseñanzas de Jesús  cuando dice: “Ustedes en cambio amen a sus enemigos hagan el bien y presten sin esperar nada a cambio, así su recompensa será grande y serán hijos del Altísimo” (Lc. 6, 35) En otras de sus enseñanzas Jesús afirma que: “dichoso  quien hace un bien a alguien que no tiene para pagarlo”. De nuevo Jesús promete que la recompensa será grande para quien ayude a un desposeído.

Hace algún tiempo leí un artículo acerca de un joven que hacia servicios voluntarios en las mañanas antes de ir a su trabajo. El joven quien ayudaba a repartir comida aquellos pobres de la calles decía que: ese servicio  era lo mejor para empezar el día, y cuando llegaba a su trabajo se sentida con todas las fuerzas para empezar su labor ya que su autoestima estaba bien elevada y gozaba de una gran tranquilidad mental, emocional y espiritual. El estrés no se apoderaba de él, ya que a su entender, aquella hora diaria en las mañanas repartiendo esas raciones de alimento y observando las miradas radiantes y  rostros humildes de aquellos que con agrado la recibían, que para el era la mejor medicina para empezar el día.

Personalmente hablando, un servidor quien les escribe, a pesar de trabajar y estudiar dedica una parte de su tiempo a transmitir y llevar temas de aspecto sociales, educativos, de concientización y orientación a cada persona que nos visita y puedo confirmar que este trabajo voluntario y sin esperar nada a cambio, es lo que me llena de fuerzas y energía levantado mi alma y autoestima para seguir con la ayuda de Dios adelante con esta humilde labor y también con mi afanes personales en el día a día. Sin duda los beneficios son innumerables.

Entonces podemos decir que el viejo refrán esta en lo correcto: “se gana mas dando (ayudando) que recibiendo”.

Por: Isaac Grullon

Para JCC y el proyecto “Valora La Vida”

Comentarios

About The Author

Articulos relacionados

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com